N°20
AUTISMO

Nº20 Autismo
¿Dónde conseguir el número?

N°20
AUTISMO


Entrevista a Mariana Weschler

“PRETENDEN”
por Félix Rueda
Desencadenamientos tempranos o tardíos
por Patricio Álvarez
John Caracol Lewis. La creación de un nombre
por Gustavo Stiglitz
EL PSICOANÁLISIS contraría al autismo contemporáneo
por Graciela Giraldi
ENTREVISTA A MARIANA WESCHLER
por Juan Pablo Martín Mogaburu
El objeto autista
por Liliana Cazenave
Autismo Infantil. Hacer lugar a la investigación
por Marita Manzotti
Campaña “Stop TCC” EN ESPAÑA
por Santiago Castellanos de Marcos
Caparazón y objeto autista: su tratamiento
por Silvia Elena Tendlarz
El acto del analista en un caso de PSICOSIS INFANTIL
por Gabriela Grinbaum
“Soy una niña de verdad”
por Pilar Foz Rocafull
Alessio y el “rechazo” del Otro
por Martín Egge

NIÑOS AUTISTAS: El psicoanálisis tiene respuestas

por Edit Beatriz Tendlarz

Hoy, la clínica del autismo sostenida desde el psicoanálisis nos muestra que, para muchos niños, el destino puede romper con ciertos estigmas que favorecen la creencia de la cronificación deficitaria. Para estas teorías que sostienen la tesis del déficit en el autismo, será la comprensión de ese déficit y el tratamiento personalizado que permitirá ir construyendo un corpus de técnicas que logren sostener al niño en su educación y adquisición de conductas. Es realmente notable la divergencia que podemos ubicar entre el modo de operar en las terapias cognitivo-conductuales y en el psicoanálisis dado que la clínica psicoanalítica nos interroga constantemente en nuestro qué-hacer sostenido por el deseo del analista.
De lo que se trata es de que el niño pueda elaborar una construcción que le permita mantener un lazo social allí donde el Otro no termina de funcionarle. Desde el psicoanálisis lacaniano proponemos que los analistas podamos acompañar a los niños autistas en un trabajo de invención. Invención que sólo se podrá realizar a partir de pequeños trozos de piezas sueltas que se podrían ir hilvanando desde la subjetividad de cada uno. Se trata de un acercamiento al niño, lo cual difiere sustancialmente de las técnicas de aprendizaje.
Como dice Jacques Lacan, el niño autista está en el lenguaje, en el agua del lenguaje. Si bien es cierto que algunos niños se las podrán arreglar con retazos de delirios, otros lo harán de manera diferente, siendo que el analista pueda rescatar aquello tan singular de cada uno y acompañarlo en el devenir del tratamiento. El esfuerzo del psicoanálisis es demostrar que no hay etiquetas posibles cuando cada sujeto es inclasificable.
Padres que optan por analistas que abren las puertas a la singularidad de los seres hablantes y que, en muchos casos, van a contramano de lo que ciertos sectores de nuestra sociedad proponen. Tratamiento que muchos padres de niños autistas han elegido y al que han apostado.
Donde la eficacia, la eficiencia y lo absoluto son los significantes-amo que comandan una época, los analistas seguimos apostando a actualizarnos en la clínica, oponiendo a las cifras y evaluaciones, la respuesta psicoanalítica, es decir, abriendo el juego a la subjetividad de cada quién. Apostamos a que, en el encuentro con el deseo del analista, se produzca un trabajo de afectación de goce, dando lugar a cierta responsabilidad del sujeto en cuestión. Al decir de Lacan, no retroceder ante la psicosis.



Todas las ediciones