N°25
ARTE Y PSICOANÁLISIS

Nº25 ARTE Y PSICOANALISIS
¿Dónde conseguir el número?

N°25
ARTE Y PSICOANÁLISIS

El artista II
Por Francisco-Hugo Freda
Cada uno es creador al servicio de una causa
Por Silvia Bermúdez
Política del Sinthome
Por Guillermo Belaga
Piedras, mujeres, psicoanálisis
por Graciela Giraldi
El arte de gozar del cuerpo
Por Carolina Rovere
Captar el instante de goce
Por Luis Darío Salamone · Blanca Sánchez
EL CUERPO COMO VANGUARDIA
Por Ana Ramírez Izquierdo
LA CAUSALIDAD SECUESTRADA: COMENTARIO SOBRE WAKEFIELD, DE NATHANIEL HAWTHORNE
por Gustavo Dessal
Extensiones del cuerpo
por Irene L. Accarini
Kusama, atrapar el tiempo por la escritura
Por Elvira Dianno
La obra de arte como objeto ‘a’
Por Marcela Errecondo
Cuando la pintura hace cuerpo de la obra: Frida Kahlo
Por Edit Beatriz Tendlarz
Arte
Por Ricardo Yomal

¿Existe el Psicoanálisis aplicado a las obras de arte?

por Edit Beatriz Tendlarz*

En este nuevo número del Aperiódico Psicoanalítico damos importancia a temas que ocupan a los analistas desde la época de Sigmund Freud y luego de Jacques Lacan. ¿Qué nos enseña el arte a los psicoanalistas? ¿Qué podemos aprender nosotros, los analistas, de la vida de los artistas y de sus producciones artísticas?
Es sobre este asunto que Lacan ha operado una inversión con respecto a la perspectiva freudiana: El psicoanálisis aplicado a las obras de arte no existe.
Aportando una precisión todavía mayor, Lacan nos señala y nos orienta sobre este tema en sus Escritos. Lo hace cuando se ocupa de La Juventud de Gide. Lacan aparta la idea del psiquiatra Jean Delay, que él comenta: “haya corrido ni aun por un instante el riesgo de parecerse a lo que el mundo analítico llama una obra del psicoanálisis aplicado”. En sentido propio, sólo se aplica el psicoanálisis como tratamiento y, por lo tanto, a un sujeto que habla.
Desde mediados del siglo XX, para algunos artistas el simbolismo valorativo de la pintura al óleo, sobre una tela, alzada en un caballete, ya no funciona del mismo modo que había funcionado desde los tiempos del Renacimiento italiano hasta el Impresionismo francés. Hoy los artistas van más allá de la pintura. Como anticipaba el poeta Charles Baudelaire en su poema los artistas viajan “Al fondo de lo desconocido para encontrar lo nuevo”. Otros artistas plásticos radicalizan esta búsqueda: tensan las telas y los soportes, los perforan con cutters o punzones. Es como si el arte ofreciera una topología del agujero y nos enfrentara con la repetición y sus goces, con la destrucción, y aun con nuestro propio fin y nuestra propia muerte.
Las trayectorias artísticas desde el momento de las vanguardias históricas se despliegan en un arco que abarca todas las artes tradicionales y después incorporan todas las nuevas formas nacidas a partir de las nuevas tecnologías.
Llegados a este punto, podemos evocar lo que sostiene Marie- Hélène Brousse: “el objeto es el efecto producido por lo que no puede verse sobre el público que mira la imagen. Este objeto que mira al público es un índice de lo real; provoca realmente el horror o el escándalo”.
Los artistas de las diferentes expresiones artísticas saben, pues, crear un velo, a través del cual nos confrontan con el vacío. Este agujero, sin embargo, no nos expulsa. Al contrario. Podemos permanecer allí. Y con los ojos abiertos.
En este número del Aperiódico Psicoanalítico contribuyen psicoanalistas de Buenos Aires, Rosario, París y Madrid. Δ

* Psicoanalista · Miembro EOL · Miembro AMP · Docente UBA · Miembro AASM
etendlar@fibertel.com.ar



Todas las ediciones